SimpleViewer rquiere de Macromedia Flash. Instalar Macromedia Flash.
 
 
 
Nuestro Blog: La Mística

En Reflexiones Católicas estrenamos nuevo blog dedicado a La Mística y Los Místicos, donde encontrarás artículos, biografías, vídeos...
 
 
Quienes son Los Santos
 
 
San Policarpio. 23 de Febrero
 
 
San Casimiro. 4 de Marzo
 
 
Santa Perpetua y Santa Felicidad. 7 de Marzo
 
 
San Juan de Dios. 8 de Marzo.
 
 
Santa Francisca Romana. 9 de Marzo.
 
 
San Patricio. 17 de Marzo
 
 
San Cirilo de Jerusalén. 18 de Marzo
 
 
San José. 19 de Marzo.
 
 
Santo Toribio de Mogrovejo. 23 de Marzo
 
 
Anunciación del Señor. 25 de Marzo.
 
Bienvenidos a nuestra Página Web

Esta página web nace con nuestro mayor cariño para dar a conocer, dentro de nuestras humildes posibilidades, la Palabra de Dios; los usos y  costumbres de la Iglesia Católica; la Compostura ante nuestro Dios dentro del Claustro de la Iglesia; diversas oraciones que los católicos debemos aprender; y otros muchos aspectos relacionados con nuestra Iglesia, algunos bien conocidos y otros menos.

También tendrán cabida, en cada una de las secciones, nuestras reflexiones en voz alta, que esperemos sean de ayuda para aquellos que nos honren con su visita en busca de mejorar su espiritualidad.

Además, si desea solicitarnos una oración para algún amigo o familar, remítanos su nombre utilizando el formulario que encontrará en ESTE ENLACE.

Gracias os damos

Gracias os damos, Dios de misericordia, por haber señalado vuestra clemencia para con nosotros al bendecir esta página, que comenzó su andadura hace ahora tres años, con un 6..000.000 de visitantes, a los cuales les damos gracias por atender lo que propusimos en el comienzo de nuestro caminar, al amparo misericordioso de vuestra Santa Palabra, atendiéndola, aprendiéndola y cumpliéndola bajo vuestra protección.


Cristo: El Gran Desconocido...


Mes de Febrero: La Santísima Trinidad


Pulse en la Imagen

 
Lecturas del día 27-03-2015

LITURGIA DE LA PALABRA

Jr 20,10-13: El Señor está conmigo, como fuerte soldado
Salmo 17: En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó.
Jn 10,31-42: Intentaron detenerlo, pero se les escabulló de las manos

La tensión que se va dando entre Jesús y sus adversarios está en que cada vez se va haciendo más patente el antiproyecto de los “judíos” a la luz del auténtico proyecto del Padre explicitado en cada signo y en cada palabra de Jesús; las obras de Jesús son absolutamente contrarias a las obras de sus adversarios y, aunque les muestra cómo pueden enderezarse esas malas acciones, ellos prefieren “tomar piedras para apedrearlo”.

“Sólo he hecho obras buenas, ¿por cuál de ellas quieren apedrearme”? Es obvio que no hay motivo de juicio si de las obras se trata; el motivo según ellos es la blasfemia: “no queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a ti mismo Dios”. Si Jesús proclamara sin más que es el hijo de Dios, podrían juzgarlo como loco, aspaventoso, y no sería el primero; pero aquí el caso es que al proclamarse como hijo de Dios, lo hace a través de sus obras, y aún así, los judíos no le creen, continúan empecinados en rechazarlo sencillamente porque sus signos y palabras no coinciden para nada con los moldes prefijados por ellos mismos para el Mesías venidero.

PRIMERA LECTURA.
Jeremías 20,10-13
El Señor está conmigo, como fuerte soldado

Oía el cuchicheo de la gente: "Pavor en torno; delatadlo, vamos a delatarlo." Mis amigos acechaban mi traspié: "A ver si se deja seducir, y lo abatiremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él."

Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará. Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa. Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: 17
R/.En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó.

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza; Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador. R.

Dios mío, peña mía, refugio mío, escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte. Invoco al Señor de mi alabanza y quedo libre de mis enemigos. R.

Me cercaban olas mortales, torrentes destructores me aterraban, me envolvían las redes del abismo, me alcanzaban los lazos de la muerte. R.

En el peligro invoqué al Señor, grité a mi Dios: desde su templo él escuchó mi voz, y mi grito llegó a sus oídos. R.

SEGUNDA LECTURA.

SANTO EVANGELIO
Juan 10,31-42
Intentaron detenerlo, pero se les escabulló de las manos

En aquel tiempo, los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús. Él les replicó: "Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?" Los judíos le contestaron: "No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios." Jesús les replicó: "¿No está escrito en vuestra ley: "Yo os digo: Sois dioses"? Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y no puede fallar la Escritura), a quien el Padre consagró y envió al mundo, ¿decís vosotros que blasfema porque dice que es hijo de Dios? Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que comprendáis y sepáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre."

Intentaron de nuevo detenerlo, pero se les escabulló de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde antes había bautizado Juan, y se quedó allí. Muchos acudieron a él y decían: "Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan dijo de éste era verdad." Y muchos creyeron en él allí.

Palabra del Señor.

Enviado por Administracion el Viernes, 27 marzo a las 00:00:00 (87 Lecturas)
 
Lecturas del día 27-03-2015

LITURGIA DE LA PALABRA

Jr 20,10-13: El Señor está conmigo, como fuerte soldado
Salmo 17: En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó.
Jn 10,31-42: Intentaron detenerlo, pero se les escabulló de las manos

La tensión que se va dando entre Jesús y sus adversarios está en que cada vez se va haciendo más patente el antiproyecto de los “judíos” a la luz del auténtico proyecto del Padre explicitado en cada signo y en cada palabra de Jesús; las obras de Jesús son absolutamente contrarias a las obras de sus adversarios y, aunque les muestra cómo pueden enderezarse esas malas acciones, ellos prefieren “tomar piedras para apedrearlo”.

“Sólo he hecho obras buenas, ¿por cuál de ellas quieren apedrearme”? Es obvio que no hay motivo de juicio si de las obras se trata; el motivo según ellos es la blasfemia: “no queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a ti mismo Dios”. Si Jesús proclamara sin más que es el hijo de Dios, podrían juzgarlo como loco, aspaventoso, y no sería el primero; pero aquí el caso es que al proclamarse como hijo de Dios, lo hace a través de sus obras, y aún así, los judíos no le creen, continúan empecinados en rechazarlo sencillamente porque sus signos y palabras no coinciden para nada con los moldes prefijados por ellos mismos para el Mesías venidero.

PRIMERA LECTURA.
Jeremías 20,10-13
El Señor está conmigo, como fuerte soldado

Oía el cuchicheo de la gente: "Pavor en torno; delatadlo, vamos a delatarlo." Mis amigos acechaban mi traspié: "A ver si se deja seducir, y lo abatiremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él."

Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará. Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa. Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: 17
R/.En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó.

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza; Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador. R.

Dios mío, peña mía, refugio mío, escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte. Invoco al Señor de mi alabanza y quedo libre de mis enemigos. R.

Me cercaban olas mortales, torrentes destructores me aterraban, me envolvían las redes del abismo, me alcanzaban los lazos de la muerte. R.

En el peligro invoqué al Señor, grité a mi Dios: desde su templo él escuchó mi voz, y mi grito llegó a sus oídos. R.

SEGUNDA LECTURA.

SANTO EVANGELIO
Juan 10,31-42
Intentaron detenerlo, pero se les escabulló de las manos

En aquel tiempo, los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús. Él les replicó: "Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?" Los judíos le contestaron: "No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios." Jesús les replicó: "¿No está escrito en vuestra ley: "Yo os digo: Sois dioses"? Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y no puede fallar la Escritura), a quien el Padre consagró y envió al mundo, ¿decís vosotros que blasfema porque dice que es hijo de Dios? Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que comprendáis y sepáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre."

Intentaron de nuevo detenerlo, pero se les escabulló de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde antes había bautizado Juan, y se quedó allí. Muchos acudieron a él y decían: "Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan dijo de éste era verdad." Y muchos creyeron en él allí.

Palabra del Señor.

Enviado por Administracion el Viernes, 27 marzo a las 00:00:00 (22 Lecturas)
 
Recuérdanos
No olvides nuestra dirección...

· Agregar a favoritos
· Ser tu página de inicio
 
 
Síguenos
 
 
Renta 2012
 
 
De Especial Interés
 
 
Otros Artículos
 
 
Santísimo Cristo de La Laguna
 
 
Homenaje al Beato Juan Pablo II
 
 
Homenaje a D. Bosco
 
 
San Josemaría Escrivá de Balaguer
 
 
Colabore
 
 
Enlaces de Interés
 
 
Visitas
Hemos recibido
6780013
visitantes desde Octubre de 2007